Que regalar en San Valentín el 14 de febrero

Qué regalar el 14 de febrero, día de los enamorados

Quienes me conocen, a Susana la amiga, vecina, prima, hija o hermana; saben que soy una enamorada del amor y esta fecha me parece realmente especial, por eso hoy quiero contarte algo.

En la fiesta de las cenas con baile del 31 de enero una persona me comentó que no sabía cómo sorprender a su pareja después de tantos años pero que quería que fuera algo muy emotivo y diferente. Mi respuesta fue que tal vez el mejor regalo no era el más caro sino uno hecho con el corazón, tal vez con tus propias manos, una carta, una poesía o la representación de un bonito recuerdo que hizo que estuvieran más unidos.

La conversación me hizo recordar cómo enamoró mi mejor amiga. Un domingo en una reunión de amigos en El Retiro le presentaron a un chico con el que pasó hablando casi todo el día. Entre tantas horas de conversación ella le contó que en su trabajo tenía que coger grandes cantidades de peso y que se le irritaba la piel produciéndola mucho dolor en las palmas de las manos, él le explicó que tenía fácil solución y que tan sólo que tenía que coger las esponjas de los colcEl 14 de febrero, san valentín en el hotel Villamadrid con cena y bailehones antiguos para evitar el roce y la fricción de sus manos con las barras que cogía. Ella se quedó callada preguntándose de dónde iba a sacar esas esponjas si no tenía ni un sólo colchón de ese tipo…
Pasados dos días él la llamó y quedaron a tomar un café, tras una agradable velada de varias horas charlando la llevó en coche a casa;  cuando se despidieron él le dijo con una sonrisa  que abriera un momento la guantera y que cogiera un paquete envuelto y con un lazo que había en su interior. Mi amiga cuenta que no sabía qué hacer ni dónde meterse en aquel momento puesto que un regalo en una segunda cita no tenía sentido alguno y estaba totalmente fuera de lugar pero se apresuró a abrirlo con una mezcla de nervios y sorpresa que fue mucho mayor cuando vio que el regalo tan bien empaquetado eran dos pedacitos de esponja para proteger sus manos. En ese momento sus ojos se iluminaron y pensó en cuánto le debía importar a ese chico que se había tomado tantas molestias sólo para que ella estuviera bien.

Ese día subió a casa sonrojada, se despidió con un gracias y un beso en la mejilla pero con una gran sonrisa y el corazón lleno de alegría. En ese momento descubrió que él la quería y esa había sido su forma de decírselo, demostrándole que se preocupaba por ella y que quería estar pendiente de ella.

Un regalo tan pequeño, significó algo tan grande.

Desde aquel momento y a fecha de hoy siguen juntos, unidos y enamorados. Para ambos fue un flechazo, ella no lo expresó pero él encontró una original forma de decirlo… ¿crees que un diamante hubiera tenido  más valor en aquel momento que las esponjas? Yo estoy segura de que no, y cuando les veo juntos lo tengo aún más claro.

Así que la moraleja de esta historia real es que si quieres sorprender a tu pareja el día 14 de febrero, escuches sus palabras, sientas sus emociones y hagas algo que realmente cuente en su corazón.

Cena y baile de San Valentín

No olvides que el 14 de febrero en el Hotel Villamadrid celebramos las Noches 4 estrellas para que tengas un día de los enamorados muy especial, queremos que sin perder la esencia de nuestras cenas con baile habituales puedas disfrutar de una velada única y romántica.

Algunas de las parejas que vienen a las Noches 4 Estrellas me cuentan que llevan toda la vida con su pareja, y se percibe en el ambiente ese aura de amor que se respira entre ellos, por eso la cena de San Valentín el 14 de febrero cada año se convierte en una de las fiestas más bonitas de la temporada.